Aceite de CBD

¿Qué es el aceite CBD, también conocido como CBD Oil?

El aceite de CBD es el producto principal y el más importante de todos los derivados y subproductos de la planta del cáñamo. Ofrece efectos muy beneficiosos para la salud del ser humano, ayuda a proteger al sistema inmunológico y ya se conocen multitud de estudios clínicos confirmando las propiedades medicinales y sus múltiples aplicaciones médicas especialmente para epilepsia y esclerosis múltiple, pero también para muchas otras patologías y problemas de salud tan comunes como la ansiedad, estrés, insomnio y dolor crónico.

¿Qué es lo que realmente hace el aceite de CBD, como me ayudan sus efectos?

Los efectos del aceite de CBD son principalmente relajantes, calmantes. Podríamos decir que es un botón de “restart”, que nos deja como deberíamos estar en calma, con el cuerpo y la mente tranquila, ayudando a desinflamar y calmar tanto la mente como todas las partes de tu cuerpo. Una dosis correcta de aceite aporta sus efectos durante un período de tiempo que puede variar de 2 a 6 horas, dependiendo de la sensibilidad del usuario.

¿Qué indican los porcentajes?

Los aceites de CBD están disponibles en distintos porcentajes, cada variedad dispone de una concentración de cannabidiol más o menos elevada, de esta manera conseguimos acercarnos lo más posible a las necesidades reales de cada usuario, teniendo muy en cuenta que cada persona es distinta siendo su capacidad de absorción y asimilación de este componente variable en cada caso, es recomendable en caso de dudas, consultar nuestra Calculadora de CBD.

¿Qué concentración de aceite CBD es ideal para mi?

En nuestra calculadora de CBD encontrarás la respuesta automatizada más acertada. También puedes consultar con nuestros expertos en cada una de nuestras tiendas, te asesorarán de la mejor forma posible. Compra en la tienda online de Sensitive CBD el mejor aceite de cbd precio vs calidad.

¿Qué tipos de aceite de CBD hay, y qué los diferencia?

Podemos clasificar los aceites de CBD en tres grupos diferenciados según el tipo de extracto de CBD utilizado en la composición.

  • Espectro completo: es el aceite de CBD más común, el más completo y efectivo, además es el tipo de aceite que más ha sido sometido a pruebas de laboratorio, con el cual se han realizado más estudios médicos y pruebas clínicas. Contiene todos los componentes naturales del cannabis, los cuales forman una sinergía que multiplica su efectividad, incluye entre otros cannabinoides: CBD, CBDA, CBG, CBGA, CBN, CBC, THCV, flavonoides, terpenos naturales y todo el conjunto de moléculas que hacen del cannabis un substituto natural para multitud de fármacos sintéticos.

Los aceites de Sensitive CBD son de espectro completo en todas sus concentraciones, ofreciendo siempre la mayor calidad y efectividad en toda la gama de productos.

  • Espectro amplio: este extracto reúne todas las características y propiedades del aceite cbd de espectro completo pero con la gran diferencia de que no contiene nada de THC (tetrahydrocannabinol), por lo tanto es completamente válido para deportistas de élite, cuerpos de seguridad, chóferes y personas que, por su oficio o afición, deben pasar por estrictos controles.
  • Aislado: Los aceites de CBD de menor potencia, en cuanto a efectos terapéuticos y medicinales. Compuesto únicamente por la molécula aislada del CBD. Sus efectos son menos intensos y duraderos.

Estos aceites suelen ser más recomendables para mascotas y animales de compañía tales como perros, gatos, roedores u otros mamíferos de talla pequeña, ya que también disponen de sistema endocannabinoide y requieren de menor concentración y potencia, para conseguir aprovechar los efectos beneficiosos del aceite de cbd.

Terpenoides i flavonoides Aromaterapia

Los distintos extractos del cannabis tratan de separar de la planta sus componentes más preciados y reunirlos en un jugo super concentrado.
En estos extractos, también conocidos como destilados, encontramos grandes concentraciones de cannabinoides, de los cuales conocemos sus efectos terapéuticos y/o medicinales.

Pero también encontramos otras sustancias, con importantes efectos terapéuticos como son los terpenos y flavonoides.

¿Qué son los terpenos?

Los terpenos son el principal ingrediente de los aceites esenciales de la mayoría de plantas, flores, frutas y de la naturaleza en general.
Estos aceites esenciales naturalmente presentes en la planta del cannabis, al ser absorbidos por nuestro organismo nos aportan sus cualidades y beneficios. Existe un enorme abanico de terpenos de efectos que pueden proporcionarnos. A estos efectos que producen los aceites esenciales en nuestro organismo, se los conoce como Aromaterapia.

¿Y los flavonoides, qué hacen?

Los flavonoides son los pigmentos naturalmente presentes en la naturaleza. Su función es la de proteger al organismo de los agentes oxidantes tales como: rayos ultravioletas, polución ambiental, tóxicos presentes en los alimentos, etc.

¿Si el Aceite tiene un 10% CBD, qué es el otro 90%?

El aceite de CBD está principalmente compuesto por 2 ingredientes:

  • Extracto de cáñamo (de espectro completo, amplio o aislado)
  • Aceite portador: Principalmente de semilla de cáñamo prensada en frío, el cual aporta la máxima sinergía con los componentes y el menor grado de oxidación de cannabinoides. Se usan otros aceites tales como: MCT, Aceite de oliva, entre otros.

¿El aceite de CBD y el aceite de cáñamo, son lo mismo?

Antes de comprar cualquier aceite hay que tener muy en cuenta la diferencia entre aceite de CBD y aceite de cáñamo.
El primero, contiene extracto de CBD el cual, como hemos dicho anteriormente aporta calma y relajación, así como efectos terapéuticos demostrados clínicamente.
El segundo, es un aceite prensado en frío de la semilla del cáñamo. Es rico en omega 3 y 6, vitaminas y minerales, comunmente utilizado como base de nuestros aceites de CBD, también lo podemos encontrar en la restauración como aderezo o ingrediente.

¿Qué diferencias hay entre el CBD y el THC?

Existe una gran diferencia entre el CBD y el THC, pero la principal, la más importante y la que más veces nos consultan es la siguiente:

  • El CBD no es psicoactivo.
  • El THC si es psicoactivo.

Si deseas descubrir más diferencias entre los dos princiaples componentes de la planta Cannabis Sativa visita el artículo de nuestro blog “CBD vs THC”.

¿Cuándo caduca mi aceite de CBD?

El aceite de CBD, como el resto de aceites no caduca, por lo menos no de la misma manera que caduca un yogur, la leche o la carne. Los aceites de cannabidiol disponen de fecha de caducidad, la cual puedes consultar en el lateral de la botella. Pero no debes preocuparte si tu aceite de CBD ha llegado a su fecha de caducidad y todavía no lo has terminado, su fecha de caducidad de hecho no indica, valga la redundancia, la fecha en la que caduca, esta fecha nos avisa de que, a partir de este momento los efectos del producto en cuestión pueden empezar a perder efectividad. Por esta razón se recomienda siempre almacenar tu cbd oil en un lugar oscuro, fresco y seco, alejado de productos químicos y con aromas potentes.

¿Cómo se fabrican los aceites de CBD?

La producción de CBD pasa por dos etapas perfectamente diferenciables.
Una, el extracto de los cannabinoides, para el cual se utiliza un método conocido como extracción con CO₂ supercrítico, de última generación, solo disponible en laboratorios de alta gama
La segunda, el aceite de semilla de cañamo prensado en frío, utiliza el mismo método con el cual se produce el aceite de oliva.
Una vez conseguidos ambos ingredientes, se mezclan según la concentración necesaria, en instalaciones de grado farmacéutico.

¿Cuánto aceite de CBD debo tomar?

La cantidad de aceite CBD que debes tomar puede ser variable por una gran cantidad de factores, empezando por la edad, el peso y la altura, la tolerancia al cannabis y a otros compuestos, además de principalmente el problema o dolencia que se pretenda tratar, son las distintas variables que podríamos poner en una fórmula para tratar de conocer la dosis ideal que debes tomar de aceite de cannabidiol, pero incluso así, podría no ser acertada.

El método ideal para conocer de primera mano que cantidad de CBD oil debes tomar es exactamente la que describen los artículos que encontrarás en nuestro blog:

Empezar con una pequeña cantidad de la concentración determinada por nuestros expertos en cada una de nuestras tiendas o también por nuestra calculadora de cbd.

¿Qué aplicaciones tiene el aceite CBD?

Obviamente, si no te has informado antes, lo primero nos preguntamos al saber del aceite de CBD es: ¿De qué forma se usa?

El aceite de cbd tiene múltiples aplicaciones, al ser un producto 100% natural, con una toxicidad prácticamente nula, se puede utilizar de manera externa e interna en todo el cuerpo.

¿Cuáles son los modos de empleo del aceite de CBD?

A continuación citamos algunos de los distintos usos que se le puede dar al aceite de cannabidiol.

  • Uso oral y/o sublingual: Es la forma de empleo más común, uno de los métodos de consumo de cannabinoides que aporta mayor biodisponibilidad. Y sin duda una de las más efectivas a nivel general.
  • Uso tópico, sobre la piel: El aceite de cbd se utiliza sobre la piel como un potente hidratante, comúnmente en el tratamiento de pieles sensibles, con eczema, psoriasis o piel atópica. También para calmar dolores e inflamaciones en músculos, articulaciones e incluso en huesos y tendones.
  • Uso capilar: La utilización del aceite de semilla de cáñamo como cosmético capilar se remonta a la época de los faraones en el antiguo Egipto, existía la creencia de que el uso del aceite de cannabis en el cuero cabelludo trataba la alopecia, mejorando la salud del cuero cabelludo y del cabello. La realidad no es muy distante, las propiedades beneficiosas del aceite de CBD también actúan en nuestro cuero cabelludo, mejorando su salud, y previniendo la caída del cabello.

¿Puede ayudar el aceite de cannabidiol con mi problema de salud?

Si, el aceite de cbd beneficios tiene mil. 

La razón principal por la que el cannabis puede ser un tratamiento altamente efectivo para múltiples enfermedades se debe a los sistemas endocannabinoides (ECS) del cuerpo humano. La ECS se compone, en parte, de receptores cannabinoides. Estos receptores reaccionan a compuestos como el THC y el CBD y tienen una relación directa con el Sistema Nervioso Central, el cerebro, el sistema inmunológico y, por lo tanto, con muchas enfermedades. Los estudios han demostrado que, al ser capaces de modular los ECS de nuestro cuerpo, podemos modular eficazmente la progresión de algunas enfermedades.

Aunque el CBD y el THC son compuestos similares, funcionan de manera distinta en relación a los receptores de nuestro cuerpo y tienen efectos diferentes. El CBD, por ejemplo, no tiene un efecto «intoxicante» o «eufórico» del THC y, por lo tanto, se lo considera mucho más seguro y puede aplicarse a una gama más amplia de terapias. Cuando se aplican juntos, el CBD puede contrarrestar los efectos indeseables del THC (como la paranoia, la ansiedad o el nerviosismo) debido a su efecto antipsicótico.

Hasta la fecha, las propiedades medicinales y terapéuticas del CBD son, pero no se limitan a:

  • Antiinflamatorio
  • Analgésico
  • Ansiolítico (antiansiedad)
  • Antiemético (contra el vómito)
  • Inductor del sueño
  • Neuroprotector y Antipsicótico
  • Antitumor
  • Anti hongos y antibacteriano
  • Anti epiléptico

Independientemente de lo que queda por descubrir sobre este compuesto y sus capacidades, lo que sí se conoce actualmente debido a los años de investigación son los resultados positivos, la evidencia clínica y los éxitos médicos y terapéuticos relacionados al uso medicinal del CBD.

Debido a la falta del efecto psicoactivo y su bajo riesgo de acción, el CBD se está convirtiendo en la opción de tratamiento más obvia para muchas personas. Además de la medicina, el CBD y el cáñamo están avanzando a pasos agigantados en la industria de la belleza y el bienestar, con productos que van desde la pasta de dientes hasta el gel de placer unisex. Como no hay ninguna parte de la planta que no pueda ser utilizada, los métodos de extracción son infinitos, así como los métodos de aplicación.

¿Es seguro el CBD?

El CBD es una sustancia segura, no tóxica y no adictiva que, desde su descubrimiento, ha revelado una multitud de propiedades medicinales, terapéuticas y recreativas. La Organización Mundial de la Salud publicó su revisión del cannabinoide en 2018 y encontró que «en los humanos, el CBD no muestra efectos indicativos de ningún abuso o potencial de dependencia». (OMS, 2018) Como es un riesgo tan bajo en muchos sentidos, el CBD se está convirtiendo rápidamente en una alternativa segura y popular a muchos analgésicos, antiinflamatorios y antidepresivos convencionales.
En una revisión de estudios que se centraron principalmente en el tratamiento de trastornos psicóticos y formas de epilepsia se concluyó el perfil de seguridad del CBD, siendo de los únicos efectos secundarios negativos notables la diarrea, el cansancio y los cambios en el apetito. En comparación con la medicación convencional actual, el CBD es una opción segura y obvia. Existe una notable falta de estudios continuados sobre la CBD, pero la investigación toma tiempo y recursos y, lamentablemente, en la mayoría de los países todavía está bastante sub-financiada.

Estos son los 6 problemas de salud más comunes, y el aceite de CBD puede ayudarte a lidiar con todos.

  • Ansiedad: Si actualmente sufres algún tipo de trastorno de ansiedad o incluso si experimentas ansiedad en alguna ocasión, tomar CBD podría ser muy beneficioso para tu salud mental. Como el CBD viene en tantas formas y dosis diferentes, es muy probable que encuentres la técnica de administración correcta y la fuerza que funciona para ti. Consulta al equipo de Sensitive CBD, siempre atenderán tus necesidades y te darán el mejor consejo. Aceite de cbd ansiedad.
  • Estrés: La evidencia anecdótica de que el cannabis alivia el estrés es abrumadora. Uno de los atributos más conocidos de las plantas es que te relaja. Sin embargo, algunas personas experimentan altos niveles de estrés y paranoia en su lugar. Estas dos reacciones se reducen a dos cannabinoides separados, el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC). El THC interactúa con los receptores de los cannabinoides en el cerebro para aumentar cualquier sensación de paranoia o ansiedad. El CBD, por otro lado, parece inhibir la unión del THC a estos receptores, reduciendo así los sentimientos de ansiedad. Las reacciones al cannabis difieren por muchas razones, pero la proporción entre THC y CBD es un factor importante. Los altos niveles de THC en el cannabis aumentan la posibilidad de tener sentimientos de ansiedad. Si se elimina la mayor parte del THC del cannabis y se aísla el CBD, se obtiene un poderoso agente anti ansiedad.
  • Insomnio: Se ha utilizado el cannabis, o aceite de cbd para dormir durante miles de años. Se cree que sus propiedades para inducir el sueño se originan en el tetrahidrocannabinol (THC), el elemento psicoactivo del cannabis. El consumo de cannabis te hace lento, somnoliento y relaja tus músculos, sin embargo, también viene con una sensación de ‘cansancio’. Esto lo convierte en una opción de tratamiento indeseable para muchas personas.
  • Dolor crónico: La mejor característica de la CBD, y posiblemente la razón por la que se está eligiendo cada vez más que otras opciones de tratamientos convencionales, es que es natural, no tóxico, seguro y tiene un muy bajo riesgo de adicción. Los métodos de administración son múltiples y cada uno se adapta a los diferentes tipos de dolor sin tener efectos psicoactivos. De hecho, algunos de los peores efectos negativos del uso medicinal del CBD son el mareo y la sequedad bucal. Esto no es nada comparado con la insuficiencia renal, la insuficiencia cardíaca, la insuficiencia hepática, la depresión, la ansiedad, la adicción y la muerte que causan las medicaciones basadas en opiáceos. Otras opciones de tratamiento del dolor incluyen enfoques más holísticos, como la incorporación de cambios en la dieta, el ejercicio, la terapia, la acupuntura, la fisioterapia, la meditación, la manipulación física, la cirugía, los bloqueadores nerviosos y más. Todos ellos un rol importante cuando se trata de tratar un dolor crónico. Lo más relevante es que cada uno de nosotros trate de encontrar la combinación y el equilibrio adecuado.
  • Inflamación: Una de las propiedades más conocidas del cannabidiol, o CBD, es que es un poderoso agente antiinflamatorio y analgésico. El CBD trabaja para regular el sistema endocannabinoide en nuestro cuerpo a través de su interacción con los receptores cannabinoides, pero también interactúa con los receptores glicénicos (glicémicos), los cuales son clave para transmitir señales de dolor al cerebro. Al bloquear estas señales, el CBD reduce eficazmente el dolor y la inflamación en casos crónicos. Podemos encontrar los receptores CB2 dispersos por todas las células de nuestro cuerpo, especialmente en aquellas que están estrechamente relacionadas con el sistema inmunológico. Teniendo esto en cuenta, si se encuentra alguna irregularidad en el sistema inmunológico podemos manipularla a través del sistema endocannabinoide con cannabinoides.
  • Síndrome premenstrual (PMS) o “dolor de ovarios”: El CBD ya se usa para aliviar muchos de los síntomas emocionales del SPM. Su uso en el tratamiento de la tristeza, los sentimientos de ansiedad y los cambios de humor ha sido muy exitoso. Los endocannabinoides y los receptores de los cannabinoides se pueden encontrar en abundancia en las áreas del cerebro relacionadas con la ansiedad y la tristeza. Esto significa que los cannabinoides como el CBD pueden ayudar a regular estas condiciones emocionales. El CBD también se ha hecho un nombre por sí mismo al ser un poderoso antiinflamatorio y analgésico. Esto podría ser útil cuando se trata de aliviar los síntomas físicos del síndrome premenstrual. Algunas mujeres experimentan dolores de cabeza y calambres tan severos que incluso salir de la cama es difícil. Un estudio temprano de 2012 encontró que los cannabinoides como el CBD son «agentes terapéuticos ideales en el tratamiento del dolor inflamatorio y neuropático» y que pueden debilitar las sensaciones de dolor «sin causar significativamente un efecto secundario psicoactivo importante y tolerancia a los analgésicos» (2012, NCBI).
Carrito de compra
10%
DESCUENTO
Apúntate a nuestro newsletter para conseguir grandes descuentos y premios.