Tienda CBD mejor valorada
4.7/5

Descubre el secreto del 420 en Barcelona

Los orígenes del 420

El origen secreto del 420 se remonta a la década de 1970 en California, cuando un grupo de amigos adolescentes, apodados «The Waldos», se reunía habitualmente a las 4:20 p.m. en un punto de encuentro cercano al instituto San Rafael High School en San Rafael, California. Este grupo de amigos, Larry, Mark, Dave, Steve y Jeff, adoptaron el nombre de «The Waldos» debido a su predilección por colgar en una pared del instituto.

La leyenda cuenta que un día de otoño de 1971, «The Waldos» escucharon un rumor de que un guardabosques de la zona había abandonado un cultivo de marihuana y había dejado un mapa con su ubicación. Intrigados por la posibilidad de encontrar el tesoro de marihuana, acordaron reunirse a las 4:20 p.m. después de las clases para iniciar su búsqueda. A pesar de que nunca encontraron el supuesto campo de marihuana, la frase «4:20 Louis» se convirtió en un código secreto entre ellos para planear sus sesiones de fumar.

photo 1 e1425343826955

Con el tiempo, «The Waldos» popularizaron el término «420» entre sus amigos y en su escuela, utilizándolo como una forma discreta de referirse a fumar marihuana. La frase se extendió rápidamente por la zona de San Rafael y posteriormente por todo el país, convirtiéndose en un símbolo de la cultura del cannabis.

Aunque la búsqueda del campo de marihuana nunca dio frutos, el legado de «The Waldos» perdura hasta hoy en día, y el 4/20 se ha convertido en una fecha emblemática para los consumidores de cannabis en todo el mundo.

La cultura cannábica en Barcelona

En Barcelona, esta cultura del cannabis también tiene sus propios símbolos. Pocos saben que varias hojas de esta planta forman parte del monumento a Cristóbal Colón, uno de los iconos de postal de la ciudad. No están nada escondidas; rodean la parte central de la columna sobre la que descansa la estatua del navegante, añadiendo un detalle curioso y significativo al paisaje urbano.

DSC01127

Breve historia del cáñamo en Barcelona y España

Cultura marinera

El cáñamo llegó a ser de los materiales más utilizados en los viajes marítimos ya que sus fibras eran muy resistentes y con una gran durabilidad, llegando a ser utilizado incluso en los tres barcos que se llevó Cristóbal Colón en su viaje, la Santa Maria, la niña y la Pinta . Bastante útiles a la hora de fabricar cables y cuerdas. Debido a su resistencia a las diversas condiciones climáticas del viaje y al desgaste causado por viento y agua salada fue una de las opciones preferidas de los marineros para confeccionar las velas de los barcos. El cáñamo se convirtió en una solución fiable para toda la gente que viajaba o se ganaba la vida en el mar.

Múltiples usos industriales

El cáñamo ha sido utilizado a lo largo de los años en diversas formas de producción, incluso hoy en día, no son pocos los que usan el cáñamo como material principal para sus productos. Desde la industria textil, hasta la construcción. Pasando por empresas de biocombustibles hasta la industria cosmética. La versatilidad de la planta permite su uso en todos estos sectores que han podido ver sus beneficios en distintas aplicaciones. Barcelona como muchas otras ciudades de España no se ha querido quedar atrás y muchas personas que ya estaban dentro del mundo del cannabis decidieron formar su empresa usando esta planta y no son pocos los que debido a la iniciativa se van sumando y descubriendo más sobre esta.

Orígenes documentados del cannabis en España

Si hablamos de la historia del cáñamo en España, no debemos olvidar cómo llegó aquí. Tras la conquista musulmana de la península ibérica, se introdujeron nuevos conocimientos sobre el cannabis en España. Los árabes trajeron técnicas de cultivo mejoradas y conocimientos adicionales sobre la planta, provenientes de Asia meridional (Persia e India). En Al-Ándalus, promovieron una cultura cannábica que aprovechaba todos los usos de la planta: fibra, semillas y partes psicoactivas, tanto para medicina como para usos recreativos. Durante los años de los 1150, se establecieron molinos de cáñamo en Játiva, Valencia. La cultura del cáñamo ha perdurado hasta la actualidad en Callosa del Segura, Alicante.

El Museo del Cáñamo, Hash y Marihuana

Como residente, encuentro emocionante cómo el Museo del Cannabis celebra el 4/20 con eventos especiales. Desde exposiciones interactivas hasta visitas guiadas, ofrece una oportunidad única para aprender sobre el cannabis y abogar por una regulación más justa. Ubicado en el impresionante Palacio Mornau, un edificio restaurado del siglo XVI en el centro histórico de Barcelona, el museo se ha dedicado a mostrar el pasado, presente y futuro de la planta del cannabis, con una impresionante colección de más de 2.000 piezas. En Barcelona, el 4/20 en el Museo del Cannabis es una verdadera celebración de la cultura y comunidad del cannabis.

Hash Marihuana Hemp Museum Barcelona

Infraestructura del Cannabis en Barcelona

Además de las muchas empresas industriales, monumentos en homenaje al cáñamo y el Museo del Cáñamo, no nos podemos olvidar de los inicios de su comercialización legal en España como lo fueron los Growshops en la década de los noventa, dándole herramientas, semillas y productos especializados a todos los cultivadores y «breeders» desde entonces hasta el día de hoy. A los Growshops, desde la apertura de la primera tienda de Sensitive CBD en Barcelona en 2018, se suman las todas tiendas de CBD como vía de conexión entre el público y la infraestructura del cannabis, dándole al cliente, usuario y/o paciente más vías, productos y alternativas.

A día de hoy los comercios de CBD van aumentando debido a la demanda del producto y es lo más normal ver una o dos tiendas si te das una vuelta por la ciudad. La cultura cannábica ha llegado a tal punto que incluso las tiendas de souvenirs que puedes encontrar por la Ramblas, tienen productos relacionados con el cannabis. 

e18 810x590 810x590 1

La gente ha encontrado sus lugares para disfrutar, solo o en compañía, de su propio 420. Desde lugares más abiertos como la plaza del MACBA, donde se unen skaters, gente del barrio y visitantes de todas partes del mundo. Pasando por el parque de la Ciutadella. Hasta sitios más apartados como algunos miradores de la colina de Montjuic, el Tibidabo o los famosos Búnkers del Carmelo, son lugares donde la gente se siente menos cohibida y con más libertad, sin la atenta mirada de transeúntes o la incesante presión de las fuerzas de la ley.

Para todo aquel que venga a Barcelona y le interese el tema, le invitamos a que se sumerja de lleno en la cultura cañamera de esta ciudad tan activa.

¡Os animamos a disfrutar de vuestro momento 420 en Barcelona o en cualquier parte del mundo!

Comparte esta publicación

Carrito de compra
10%
DESCUENTO
Apúntate a nuestro newsletter para conseguir grandes descuentos y premios.