No, el CBD no es la solución para todo: Glaucoma y CBD

Hace apenas unos días una mujer de edad avanzada nos llamó a las oficinas centrales muy angustiada buscando información acerca de la enfermedad que padecía, el glaucoma, y el CBD. Telefoneaba en busca de algún alivio a su patología, ya que había escuchado que para reducir la presión intraocular del glaucoma, el cannabis podría ayudarle. ¿Es realmente así? ¿Puede el cannabis -y en concreto el CBD- ayudar a controlar la presión intraocular cuando se padece Glaucoma?

En este post trataremos de responder su pregunta, basándonos en la evidencia científica disponible hasta la fecha (a ella y a toda persona que pueda llegar a tenerla).

Es cierto que normalmente el glaucoma se cita como una de las dolencias que el cannabis puede aliviar sintomáticamente. Ocurre que, históricamente, el cannabis se asocia en exclusividad a la molécula que produce el «subidón» o «high», el delta9 tetrahidrocannabinol, el THC.

Además, ya en los años 701 se llevaron a cabo estudios que demostraron que el cannabis rico en THC reducía la presión intraocular y por tanto, mejoraba la sintomatología del/a paciente. No en vano, es una de las primeras enfermedades para las que se aprobó el uso terapéutico de THC en EEUU.

Si bien, en la actualidad cada vez más la comunidad médica se inclina a pensar que incluso el THC no es una buen tratamiento para el glaucoma ya que necesita una dosificación muy alta (en cuanto a cantidad y numero de veces que se ha de ingerir), puesto que para mantener la presión intraocular baja se requiere unas tomas de entre 18 a 20mg de THC en un rango de 6 a 8 tomas diarias, cada día.

Esta dosificación acarrea, por lo general, varios efectos no deseados (exceso de somnolencia, alteraciones severas en el estado de ánimo, relajación muscular excesiva, sequedad de boca, dificultad para la coordinación motriz, daño a la memoria a corto plazo etc.) que comprometen la funcionalidad del paciente en el día a día en tareas básicas tales como conducir o trabajar y que, por tanto, desaconsejan su uso.

Normalmente para entender el por qué la comunidad médica rechaza este tratamiento de THC para el glaucoma, se traza una analogía con respecto al consumo de alcohol. El consumo de alcohol también reduce la presión intraocular durante algo más de una hora después de su consumo, sin embargo parece razonable que ningún/a medico/a aconseje consumir alcohol cada hora para mantener la presión ocular baja.

Pues bien, hasta aquí tenemos que el THC efectivamente puede reducir la presión ocular hasta 3 o 4 horas después de consumirlo. Pero como tratamiento no es aconsejable ya que solo se puede mantener la presión ocular baja si se lleva a cabo un alto consumo (como dijimos entre 18 y 20mg de THC, unas 6-8 veces al día, cada día). Además de los costes en salud para el/la paciente, también se han de tener en cuenta los costes económicos de este tratamiento que requiere una dosificación tan alta.

Resumiendo lo dicho hasta ahora: el THC puede llegar a funcionar para bajar la presión ocular, aunque, debido a los costes, riesgos y daños asociados a la dosificación necesaria para que sea eficaz, es desaconsejable su uso…

Pero ¿Qué ocurre con el CBD? ¿Podría el CBD ayudar en el tratamiento del Glaucoma?

En principio, pudiera parecer que sí, ya que el CBD es antinflamatorio, pero nada más lejos de la realidad.

El CBD no sólo no ayuda a reducir la presión intraocular, sino que puede llegar a aumentarla2, 3.

Ciertamente al actuar el CBD como antagonista del THC, y al ayudar el THC a reducir tal presión ocular, no es del todo descabellada la idea de pensar que si el THC reduce la presión y el CBD es antagónico al THC, entonces el CBD puede aumentar la presión ocular.

De hecho, así se puede comprobar en uno de los últimos estudios al respecto, en concreto uno de 20184 en roedores en donde si observamos estas dos gráficas podemos ver cómo en la primera, justo abajo de éste párrafo, se muestra que el THC baja la presión intraocular (comparado con el grupo de control al que le suministraron placebo), -especialmente en el grupo de los hombres-:)

Grafica 1

GRAFICA 1 THC CBD GLAUCOMA

Mientras que en la segunda gráfica, a continuación justo debajo, se muestra cómo el CBD no sólo no reduce la presión intraocular, sino que la aumenta.

Gráfica 2:

GRAFICA 2 THC Y CBD GLAUCOMA

Teniendo en cuenta estos datos, aun con la reserva de saber que lo que ha sido probado en ratones no puede extrapolarse sin más a los seres humanos, si el CBD, como muestran éstos estudios, aumenta la presión ocular, entonces el CBD esta absolutamente desaconsejado para las personas que padecen glaucoma, ya que sería peligroso para ellas aumentar su presión intraocular porque si se padece glaucoma ese aumento de presión puede dañar el nervio óptico y el globo ocular, provocando así ceguera o algún otro tipo de complicación médica.

Si bien, es muy importante señalar que esa subida de la presión intraocular que puede llegar a producir el CBD no acarrea ningún tipo de problema para una persona que no padezca de glaucoma, ya que este aumento de presión intraocular que provoca el CBD en un ojo y una persona sanas, no es , ni de lejos, suficiente para dañar el nervio óptico y/o el globo ocular.

Por lo tanto: si no padeces glaucoma no es problemático en absoluto el uso del CBD, con lo que puedes seguir disfrutando de tu variedades y productos de CBD y sus propiedades ¡sin temor a ningún efecto adverso para la salud de tus ojos!

En cambio, si padeces Glaucoma, sentimos comunicarte que el CBD no sólo no te ayudará, sino que además muy probablemente, empeorará tu estado de salud. Por lo que desaconsejamos fervientemente su uso.

Tal y como dijimos en el titular, simplemente: No, el CBD no es la solución para todo.

Bibliografía

1 Hepler RS, Frank IR. Marihuana smoking and intraocular pressure (Fumar marihuana y tensión intraocular). Jama. 1971;217(10):1392

2 Tomida I, Azuara-Blanco A, House H, Flint M, Pertwee RG, Robson PJ. Effect of sublingual application of cannabinoids on intraocular pressure: a pilot study (Efecto de la aplicación sublingual de cannabinoides en la tensión intraocula: un estudio piloto). Journal of glaucoma. 2006;15(5):349-5

3 Laprairie RB, Bagher AM, Kelly ME, Denovan-Wright EM. Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor (El cannabidiol es un modulador alostérico negativo del receptor CB1 de cannabinoides). Br J Pharmacol. 2015;172(20):4790-805.

4 Sally MillerLaura DailyEmma LeishmanHeather Bradshaw, and Alex Straiker. Δ9-Tetrahydrocannabinol and Cannabidiol Differentially Regulate Intraocular Pressure. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2018 Dec; 59(15): 5904–5911

https://www.fundacion-canna.es/que-se-sabe-en-la-actualidad-sobre-los-cannabinoides-y-el-glaucoma

https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/marihuana-medicinal-y-glaucoma

Comparte esta publicación

Carrito de compra
10%
DESCUENTO
Apúntate a nuestro newsletter para conseguir grandes descuentos y premios.