Fase de floración: cómo cuidar de tu planta de CBD

Lo más nuevo

En este artículo, te hablaremos sobre cómo cuidar de tu planta de CBD  durante la fase de floración. Si has logrado llegar hasta aquí, es probable que ya hayas completado con éxito la germinación de las semillas, la fase vegetativa y que te estés preguntando cómo cuidar tu planta de cannabis para obtener los cogollos más grandes y resinosos posibles. ¡Sigue leyendo para obtener algunos consejos!

Lea también: Como plantar CBD en casa

Nutrientes

Durante la fase de floración, tu planta de cannabis necesitará una alimentación diferente a la que necesitaba durante la fase vegetativa. Durante la fase de floración, tu planta necesitará menos nitrógeno y más fósforo y potasio.

El fósforo es esencial para el crecimiento de los cogollos y el potasio ayuda a la planta a resistir enfermedades y estrés. Es importante encontrar un fertilizante de floración que contenga la proporción adecuada de nutrientes para asegurarte de que tu planta tenga todo lo que necesita para producir cogollos saludables y resinosos.

Agua

Durante la fase de floración, es importante asegurarte de que tu planta reciba la cantidad adecuada de agua. La mayoría de los cultivadores recomiendan regar la planta una vez cada tres días durante la fase de floración.

Es importante recordar que la sobrehidratación puede ser tan perjudicial para tu planta como la falta de agua. Si la tierra está demasiado empapada, las raíces de tu planta no podrán recibir el oxígeno que necesitan para crecer y se pueden producir problemas de raíces podridas.

regar plantas de cannabis1
Durante la fase de floración, es importante asegurarte de que tu planta reciba la cantidad adecuada de agua.

Luz

Durante la fase de floración, es importante proporcionar a tu planta la cantidad adecuada de luz para asegurar su crecimiento. Es recomendable proporcionar a tu planta de cannabis entre 12 y 14 horas de luz al día.

Si tu planta de cannabis está en el exterior, asegúrate de que no reciba luz de la calle durante la noche, ya que la luz intermitente puede afectar negativamente a su crecimiento.

Si tu planta está en el interior, una luz de espectro completo es la mejor opción para asegurar su crecimiento saludable durante la fase de floración. También es importante asegurarse de que la luz esté a la distancia adecuada de la planta, ya que demasiada luz puede quemarla.

Factores críticos para el cuidado de la planta de cannabis

Además de los nutrientes, agua y luz, hay otros factores críticos que debes tener en cuenta para asegurarte de que tu planta de cannabis crezca fuerte y sana.

Temperatura

La temperatura es un factor crítico para el crecimiento de la planta de cannabis. Durante la fase de floración, la temperatura ideal para la planta de cannabis es de entre 18 y 26 grados Celsius.

Si la temperatura es demasiado alta o demasiado baja, puede afectar el crecimiento de la planta y su producción de cogollos. Asegúrate de mantener la temperatura adecuada en todo momento.

Humedad

La humedad es otro factor crítico para el cuidado de la planta de cannabis. Durante la fase de floración, la humedad ideal es de entre el 40 y el 50 por ciento.

Si la humedad es demasiado alta, puede hacer que la planta sea más susceptible a enfermedades y moho. Si la humedad es demasiado baja, puede afectar la absorción de nutrientes de la planta y su capacidad para producir cogollos saludables y resinosos. Asegúrate de mantener la humedad adecuada en todo momento.

Ventilación

La ventilación es esencial para asegurar que la planta de cannabis tenga suficiente aire fresco y circulación. Durante la fase de floración, es importante asegurarse de que haya una buena ventilación para evitar la acumulación de humedad y gases dañinos.

Si tu planta está en el exterior, asegúrate de que esté en un lugar donde haya una buena circulación de aire. Si tu planta está en el interior, es recomendable utilizar ventiladores para asegurarte de que haya una buena circulación de aire.

Manejo de plagas

Durante la fase de floración, tu planta de cannabis puede ser más susceptible a plagas y enfermedades. Es importante vigilar tu planta de cerca y estar atento a cualquier signo de problemas.

Durante la fase de floración, tu planta de cannabis puede ser más susceptible a plagas y enfermedades.

Si encuentras una plaga o enfermedad, es importante tratarla inmediatamente para evitar que se propague y dañe tu planta. Hay muchos productos disponibles en el mercado que pueden ayudarte a tratar plagas y enfermedades, pero también hay muchos remedios caseros que pueden ser efectivos.

Cosecha

La fase de floración de tu planta de cannabis es una de las más importantes, ya que es durante esta fase que se desarrollan los cogollos. Es importante saber cuándo cosechar tu planta para asegurarte de que obtienes los cogollos más grandes y resinosos posibles.

En general, la mayoría de los cultivadores cosechan su planta de cannabis cuando los pelos blancos de los cogollos comienzan a oscurecerse y los tricomas (pequeñas estructuras que contienen resina) están en su mayoría de color ámbar. Cosechar demasiado pronto puede resultar en cogollos subdesarrollados, mientras que cosechar demasiado tarde puede resultar en cogollos sobre madurados y menos potentes.

Conclusiones

Cuidar tu planta de cannabis durante la fase de floración puede ser un desafío, pero con los cuidados adecuados puedes obtener los cogollos más grandes y resinosos posibles. Asegúrate de proporcionar a tu planta la cantidad adecuada de nutrientes, agua y luz, y estar atento a los factores críticos como la temperatura, la humedad y la ventilación.

Si encuentras una plaga o enfermedad, trata el problema inmediatamente para evitar que se propague y dañe tu planta. Y recuerda cosechar tu planta en el momento adecuado para obtener los cogollos más grandes y resinosos posibles.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles y que te ayuden a cuidar tu planta de cannabis durante la fase de floración. ¡Buena suerte con tu cultivo!

Bibliografía:

Libro: Plantar Cannabis con el Corazón

Van der Werf, H. (2019). Growing cannabis: The complete guide to growing cannabis indoors and outdoors. Lulu.com.

Bourne, M. C. (2018). The cannabis grow bible: The definitive guide to growing marijuana for recreational and medicinal use. Green Candy Press.

Clarke, R. C., & Merlin, M. D. (2016). Cannabis domestication, breeding history, present-day genetic diversity, and future prospects. Critical reviews in plant sciences, 35(5-6), 293-327.

Grotenhermen, F., & Russo, E. (Eds.). (2002). Cannabis and cannabinoids: pharmacology, toxicology, and therapeutic potential. Haworth Press.

Chandra, S., Lata, H., Mehmedic, Z., & Khan, I. A. (2010). Assessment of cannabinoid content and purity of medical marijuana samples. Journal of the American Medical Association, 313(24), 2491-2493.

Morales, P., Hurst, D. P., & Reggio, P. H. (2017). Molecular targets of the phytocannabinoids: a complex picture. Progress in the chemistry of organic natural products, 103, 103-131.

Comparte esta publicación

Carrito de compra
10%
DESCUENTO
Apúntate a nuestro newsletter para conseguir grandes descuentos y premios.